«

»

Más allá de los recortes

    Apoyo para nuevos impuestos a los millonarios

    Por Satish Kunisi

    (Protesta por los recortes presupuestarios, 2009). Los californianos han sufrido profundos recortes a las escuelas y servicios en los últimos años debido a las crisis presupuestarias del estado. Este noviembre los votantes podrán pedir que los californianos ricos paguen la parte que les corresponde en impuestos.

    El déficit de California de $9 mil millones de dólares significa que habrá otra batalla en donde los legisladores se pelearán por balancear el presupuesto. Por varios años, las soluciones sobre el presupuesto estatal se han concentrado solo en los recortes de servicios como las escuelas, los parques, CalWorks y servicios para las personas de la tercera edad.

    “Por años, los diputados han estado estancados, dependiendo solo en los recortes y las opciones derechistas para balancear el presupuesto estatal que van en detrimento a las familias más afectadas en California”, indica Joshua Pechthalt, el presidente del sindicato California Federation of Teachers. Pero este año, la mayor batalla sobre el presupuesto puede ser con respecto a la manera de generar ingresos públicos, y a las tres opciones que se les presentarán a los votantes en las elecciones de noviembre.

    Un resultado de la proposición 13, la cual fue aprobada en 1978, exige dos tercios de los votos en ambas cámaras de la legislatura estatal para aumentar los impuestos, el único método factible de hacerlo ha sido mediante iniciativas electorales. California es uno de tres estados con el requisito de dos tercios. Los diputados de la minoría republicana que han prometido ser partidarios de la línea dura en contra de los impuestos han bloqueado los aumentos impositivos en el pasado, sin importar el estado de la economía.

    Las opciones para los votantes
    Este noviembre, los votantes considerarán tres iniciativas electorales para aumentar los impuestos y así generar ingresos públicos para ayudar a reducir el déficit del presupuesto estatal. Los sondeos demuestran un apoyo mayoritario para todas las opciones.
    La primera opción es el paquete del gobernador Jerry Brown, el cual incluye un aumento temporal de medio centavo a los impuestos sobre las ventas estatales junto con un aumento a la tasa impositiva sobre los ingresos para los individuos ganando más de $250.000 dólares al año. Entre los partidarios se encuentran el consejo estatal del sindicato Service Employees International Union State Council y el multimillonario Eli Broad. Los ingresos se asignarán a las escuelas, a la seguridad pública, a los servicios públicos y a las correccionales.

    La segunda opción, propuesta por la abogada en derecho civil Molly Munger, aumentará los impuestos para todos los californianos basado en una escala proporcional y en la cual las personas con los más altos ingresos pagarían más. Se estima que la propuesta recaudaría $10 mil millones de dólares al año, y el dinero se dedicaría a la educación del kínder hasta el último año de la preparatoria y a los programas de educación infantil.

    La tercera iniciativa, nombrada “el impuesto a los millonarios”, aumentará la tasa de impuestos para las personas que ganan más de $1 millón de dólares al año y generará de $6 mil millones de dólares a $9 mil millones de dólares al año. Una parte del dinero se asignaría a la educación del kínder hasta el último año de la preparatoria y el restante para restaurar los fondos designados para la segurid ad pública, infraestructura y servicios públicos. Los grupos California Federation of Teachers y California Calls, una alianza a nivel estatal de organizaciones como Community Coalition y Strategic Concepts in Organizing and Policy Education (SCOPE por sus siglas en inglés), están apoyando ésta iniciativa.

    “Creemos que la clase media, la clase trabajadora, y pobre ya está sufriendo y no pueden pagar más”, explica Anthony Thigpenn, el presidente de California Calls.

    Un sondeo realizado en enero del 2012 por Think Long Committee for California halló que todas las iniciativas tenían una apoyo mayoritario. El 70% de los encuestados indicaron que apoyaban el impuesto a los millonarios. La propuesta de Brown recibió el 62% de apoyo y la propuesta de Munger recibió el 51% de apoyo.

    Satish Kunisi es una especialista en comunicación estratégica en SCOPE.

      Leave a Reply

      Your email address will not be published.

      Blue Captcha Image
      Refresh

      *

      You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>